Beneficios y utilidad de la inteligencia emocional.

Uno de los aspectos interesantes de la inteligencia emocional es que logra ampliar la idea de qué es la inteligencia y libera a la sociedad de una concepción rígida y limitada del concepto de "normalidad". El conocido cociente intelectual (C.I.) elaborado por Alfred Binet (1857-1911) y sin quitarle ningún mérito al admirable y respetado psicólogo francés, nos encasilla en una serie de cálculos y cifras que determinan si somos intelligentes o no y nuestro grado de normalidad; cuando el ser humano, es mucho más que eso.


Las personas que destacan en algún aspecto de su vida, como pueden ser las relacionas interpersonales, intrapersonal, el deporte, expresión verbal, emocional, etc. no dejan de ser inteligentes.

Algunas personas con alto C.I. no son prueba de adaptación y flexibilidad en el entorno, existen sobrados ejemplos de altos intelectos con importantes déficit sociales e interpersonales. (Lectura recomendada el libro "Teoría de las Inteligencias Múltiples" de Howard Gardner)


Los beneficios de la inteligencia emocional, es la reivindicación de la vulnerabilidad del ser humano y nuestra capacidad de reconocer, de apropiar y adaptar nuestra conducta a una situación determinada. El acto de admitir nuestra vulnerabilidad, de reconocer al miedo, la ira, el asco como emociones que forman parte de nosotros nos da la oportunidad de vivir en conciencia, de saber que es lo que estamos sintiendo, porqué y las consecuencias que implica si dejo a las emociones controlar mis respuestas.

La inteligencia emocional nos posibilita, si así lo elegimos y actuamos en consecuencia, a gestionar nuestras emociones, desarrollar el autoconocimiento, la empatía y aprender a evitar y anticipar situaciones que no deseamos. A través de la inteligencia emocional aprendemos acomodar nuestra conducta, a pesar de la presencia de determinadas emociones "perturbadoras", logrando alcanzar nuestras metas.

La inteligencia emocional nos posibilita desarrollar nuestra asertividad, la capacidad de escucha y de observación, la motivación y la pro-actividad. Nuestra salud física, emocional y psicológica se verán beneficiadas y el resultado se verá plasmado en una mejor calidad en nuestros vínculos sociales y profesionales.

Vivir conscientes nos hace eficaces y auténticos, nuestras desiciones se verán influídas por nuestros verdaderos deseos y la coherencia comenzará a formar parte de nuestra cotidianidad.

Resumiendo: la inteligencia emocional nos permite mejorar nuestros vínculos más íntimos y necesarios: las amistades, la pareja, la familia y el trabajo.

Nos permite vivir conscientes de muestras emociones, identificar nuestras necesidades en el presente, posibilitándonos a decidir como, cuando y para qué actuar.

Nos da la oportunidad de vivir libres y conscientes.


30 vistas