TODOS PASAMOS POR AL MENOS UNA CRISIS EXISTENCIAL

TODOS PASAMOS POR AL MENOS UNA CRISIS EXISTENCIAL.Lo cierto, es que lleva tiempo encontrar lo que nos hace feliz y reconocer el propósito de vida.

En mi caso, 2 licenciaturas, 1 máster, infinidad de talleres, y 14 años dedicándome a una misma profesión, tuve que actualizar mi propósito de vida. Amateur del teatro, me gusta ver la vida como el escenario donde nos peleamos, reímos, ensayamos y enamoramos. Así como los actores cambian de roles durante su carrera, ¿porque nosotros no podemos hacer lo mismo? ¿Porqué limitarnos a un solo rol, a una sola ciudad y a una sola profesión?


La idea de que nacimos para un solo propósito y que si no lo has encontrado, se convertirá en la búsqueda del grial perdido, que nos ocupará a lo largo de nuestra vida, confieso que me agobia.. Encontrar lo que nos apasiona no es fácil. Podemos pasar toda nuestra existencia buscando nuestro propósito de vida, cuando la vida se vive hoy, es ahora. Realmente, lo constante en la vida es el CAMBIO.


¿Y si nos animamos a cambiar de roles, de escenarios y de diálogos, aceptarlos y a disfrutarlos?. La vida es ahora. Y en vez de poner la atención en el futuro, de lo que vendrá o lo que me falta, buscando el propósito de nuestra vida para llenar el vacío, podemos llenarlo con los actos cotidianos, viviendo con nuestro valores, nuestra moral y nuestros gustos Seamos productivos con nosotros mismos. Vivir cada día plenamente es el primer paso para encontrar el propósito. En lugar de buscar esa única cosa, puedes hacer del día mas productivo prestando atención a las oportunidades que se presentan aquí y ahora, con mente abierta y como potencialmente inspiradoras. El propósito de vida es el camino que vamos construyendo y que puede estar asfaltado y por momentos tener lodo. El propósito es el camino.

Haz más de eso que te hace feliz y disfruta del trayecto.


TU PROPÓSITO NO ES UN DESTINO, ES UN CAMINO.



13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo